martes, agosto 01, 2017

La visita de Alfredo kun


En estos días, mi amigo Alfredo estuvo por estas tierras. El Kun, ehr, Alfredo, es uno de los amigos que hice en la época en que escribía en este blog. En ese tiempo, chateábamos y nos comentábamos bastante, así que fue grato conocerle; por eso he desempolvado este sitio para dejar algunos recuerdos de su visita.

Como ahora estamos en verano, me hizo gracia verlo con su chaqueta. En Colombia, los costeños son famosos (o serán rumores) por viajar a tierra fría con pantaloneta y chanclas. Uno podría pensar que la idea es desafiar el clima local ¡jeje! Según me contaba él, es simplemente para destacar entre la monotonía.

La forma de hablar de los costeños es «hipnótica»; tiene un cantadito todo rítmico que absorbe todo tu limitado rango de atención. Bueno, al menos el mío, porque mientras escuchaba, estaba intentando buscar donde comíamos, y yo que suelo ser tan despistado... En fin, después de comer, nos reunimos con su amigo japonés, visitamos por un rato a mi amigo colombiano Yang (que a veces menciono aquí :P); luego fuimos a tomar algo por ahí, donde llegó la hermana del amigo japonés. Después fuimos los cuatro a otro sitio a seguir bebiendo (hace tiempos que no bebía tanto). Yo regresé a mi casa, antes de que pasara el último tren. Fue una noche muy agradable.

El sábado también nos vimos. Estuvimos en un «Spanish Meetup». Alfredo sacó a bailar a las chicas. Siempre decía que estaba fascinado con las japonesas. Hubo una escena algo graciosa en la que mi amigo paraguayo,Héctor, y un argentino llamado Sebas (que apenas había conocido), estábamos los tres mirando a Alfredo con su pareja de baile; entonces parecíamos como esos niños que no saben nadar, viendo a los otros disfrutando de la piscina ¡jaja! Me estuvo enseñando algunos pasos, pero es que realmente no disfruto el baile. Cuando se acabo la reunión, un mexicano nos dijo que fuéramos a un bar por ahí cerca. Entonces, con una chica japonesa y otros dos tíos que no recuerdo quién eran, fuimos a un bar donde habían muchos extranjeros. Ya era muy tarde, así que me tomé una cerveza, y me fui para no perder el último tren. Por cierto, al otro día, Alfredo tenía que tomar un avión, muy temprano. Al final, me contó que perdió el vuelo porque «no le sonó el despertador», pero cuando cuando lo vi en el FB, ya estaba en su destino, haciendo parranda. Esto lo cuento porque me parece admirable esa «frescura» de Alfredo, que no sé si es por ser costeño o por su forma de ser.

Aparte de algunos pasos de baile, Alfredo me mostró que me había vuelto un poco «cuadriculado» como los japoneses. Eso fue un shock porque yo me sentía el anarquista de las normas japonesas, el «ultimate gaijin», el laaatino por excelencia. Pero bueno, si comparamos a un rolo de sangre japonesa con un costeño de pura sepa... Y bueh, también me di cuenta que la impresión que doy en mis escritos es diferente a la que doy en persona. Me pregunto si Carlos, que es el primer amigo de los blogs que conocí en persona, habrá notado algo parecido. Otra cosa que me hizo notar Alfredo es que mi cambiadera de blogs afectó la audiencia (supongo que daba la impresión que estaba huyendo de mis pocos lectores :s, pero es que cada «blog madre» es una etapa distinta de mi vida :P). Ah, y que mi blog de Rastinnac era muy popular... para él y dos de nuestras amigas.

Bueno, antes que siga hablando y hablando de mí (una de las razones por las que dejé este sitio), quiero agradecerle a mi amigo por haberme soportado unas cuantas horas por aquí ¡JA! La pasé muy bien esos dos días. ¡Alfredo, que sigas viajando y disfrutando la vida!

jueves, noviembre 03, 2011


Bienvenidos a «El Jardín Lúgubre»



Este solía ser el «blog madre» Es el primer sitio que usé en Blogger. He borrado muchísimas entradas y fotos de aquí; aún así no he podido quitarle ese exceso de intimidades, razón por la cual dejé de usar esta bitácora, en primer lugar. He dejado «equitetado» lo que me pareció más importante. Al fondo a la esquina están los baños; también pueden comprar golosinas en el Goubriosko y no se pierdan los curiosos recuerdos del Jardín, las camisetas estampadas de «Namakeman» están en rebajas ¡aprovechen!

Siguiente parada: Me gusta

miércoles, agosto 24, 2011


The Lugubrious Garden


This year I decided to start translating some of my blogs into English... well, at least trying to, as an amateur or whatever. I wanted to see reactions to my writings in a broader... field. I also thought it could work as an intermediary for Japanese people I meet here that understand some or more English than me and may be interested in take a look at my site. Of course, those reasons alone wouldn't be enough if I may not think its fun.


So I created a blog called "The lugubrious archives" and make about twelve translations posts. Although so far I liked, the site is not visited at all. I know that should not bother me, but I just feel those entries won't make it alone. They need to be a complement for their "mother site". The plan then is to bring those post in here and keep translating in this garden. Yeap, that's my plan.

----

Este año decidí comenzar a traducir algunos de mis blogs al inglés... bueno, al menos intentar, como un aficionado o lo que sea. Quería ver las reacciones a mis escritos en un... campo, más amplio. También pensé que funcionaría como un intermediario entre la gente japonesa que conozca aquí y que entiendan algo o más que yo de inglés y que puedan estar interesados en echar una mirada a mi sitio. Por supuesto, esas razones por sí solas no serían suficientes si no pensara que es divertido hacerlo.

Así que creé un blog llamado "The lugubrious archives" ("Los archivos lúgubres") e hice unas doce traducciones de entradas. Aunque hasta ahora me ha gustado, el sitio no lo visita nadie. No es que debiera molestarme, pero simplemente siento que esas entradas no van a resistir así solas: necesitan ser un complemento para su "sitio madre" El plan, entonces, es traer esos posts para acá y seguir traduciendo en este jardín. Síp, ese es mi plan.

20140723. El "plan" ha cambiado: borré los post que traje para acá, y... por ahora no sé que haré en ese tal "Lugubrious archives" :P

jueves, febrero 04, 2010

¡Para que vean... otra vez!!!


¡jeje! Fue hace 4 años que anuncié que mi blog tenía ahora Haloscan. Como ya sabrán, pronto ya no habrá Haloscan. Las opciones que dan son dos: trastear los comentarios a Echo (en un lapso de prueba tras el cual hay que pagar por el servicio) o "exportar los comentarios" (que en realidad significa descargarlos en un archivo .xml y ahí quedaron). Así que como podrán ver, amiguitos del blog (:P), por supuesto que he elegido... conservar sus más de 1000 comentarios en un par de archivos .xml y en mi tierno corazón ¡jaja!

El precio, aparte de lo obvio, fue tener que regresar a la plantilla clásica. Me dio pereza volver a poner todos los juguetes (de los cuales muchos ya ni funcionaban). Los links, los dejé sin imágenes, tal cual estaban; sé que muchos no están actualizados o ni siquiera funcionan, pero hagan de cuenta que es como una casa abandonada a la que se le acumulan el polvo y las telerañas ¡ah! por cierto, ya vieron que volvió la arañita Clacker, ¿no? El aclamado saludo de bienvenida de Lou he querido dejarlo para que cuando sea más viejo... pueda recordar las pendejadas que hacía cuando joven ¡jaja! (o como una especie de retrato de Dorian Grey, pero al revés :P)

Ya, eso es todo, fin de la transmisión, entierro la cápsula de tiempo virtual.